Entre Benicassím y Oropesa, recorremos la vía verde.

La vía verde entre Benicassím y Oropesa es también conocida por la Vía verde del Mar, transcurre por parajes naturales de gran valor ambiental y pertenece desde el año 2014 a la Red Natura 2000, esto quiere decir que esta vía cuenta con 11 Espacios Naturales protegidos en un radio inferior a 5 km. el Parque Natural del Dessert de les Palmes, así como LICS y ZEPAS, el espacio marino de Benicassím y Oropesa y los LICS Litoral de Benicassím y Forat de Ferras-Oropesa, También hay que hablar del espacio marino protegido del Delta del Ebro- Islas Columbretes y las cuevas de Avenc de Bellver, Avenc de l’Indi y Forat d’ en Ferras. Con todo este marco de espacios protegidos y parajes naturales, es lógico decir que pasear por la vía verde es hacer un recorrido lleno de encanto.

Senderismo por la Vía Verde del Mar

la vía verde Benicassim-Oropesa es un clásico del senderismo en la provincia de Castellón. Como todas las vías verdes es el antiguo trazado ferroviario, aprovechado hoy para la práctica del ciclismo, btt y senderismo.

Vía muy concurrida durante todo el año, pero quizás por ser un fin de semana de tiempo inestable, hemos podido disfrutar de esta vía al completo. Cierto es que en otras ocasiones hemos intentado hacerla, pero era tal el tráfico de personas y bicicletas que al final hemos desistido del intento.

El recorrido de aproximadamente 11 km. ida y vuelta lo hemos iniciado en Benicassím , accedemos por la calle El Palassiet junto a la playa del Voramar. La vía verde pertenece en la mayoría del recorrido al término municipal de Oropesa del Mar.

Apta para todos los públicos, su trazado no ofrece impedimentos para ser realizada por personas con movilidad reducida y es muy recomendable disfrutarla con niños, pues ofrece rincones muy fascinantes para los peques.

Plano descriptivo de las zonas más destacadas del recorrido.

Si quieres seguir el trazado de nuestro recorrido esta es nuestra ruta con la aplicación Komoot https://www.komoot.es/tour/335728891?ref=wtd

Encontramos en escasos 300 m. el primer túnel del recorrido, impresionan las altas paredes o trincheras realizadas para facilitar el paso del ferrocarril que unía el recorrido Valencia-Barcelona.

A nuestra derecha dejamos la playa de Bellver, con una zona de urbanización y otra más próxima a la playa donde intentan proteger el paraje natural y la flora autóctona de la invasión de especies foráneas. Quizás es la zona menos vistosa de todo el recorrido, pero nos hace ver la importancia de proteger los espacios naturales y evitar la construcción tan próxima a las zonas de costas.

Seguimos el recorrido y nos encontramos con la Torre de la Colomera, su traducción sería como torre del palomar. Luce majestuosa sobre las rocas del acantilado y aunque está derruida en su parte superior, conserva un aire de dominio y fuerza.

Las torres vigías son muy habituales en el litoral de las costas de la Comunidad Valenciana. Su construcción tiene lugar durante los siglos XVI y XVII ante los peligros de las invasiones marítimas de los Turcos (Imperio Otomano) y los abundantes saqueos y robos de la piratería berberisca en el Mar Mediterráneo. Las construían de planta cuadrada, rectangular o circular, como es el caso de la Colomera y normalmente era el puesto de vigilancia para dos soldados acompañados de otros dos soldados a caballo que se comunicaban con las poblaciones cercanas, o con las otras torres colindantes para avisar de peligros cercanos.

Se puede acceder al pie de la torre por un sendero entre rocas, saliendo de la ruta marcada como vía verde.

Aquí se aprecia la altura de la torre, me siento pequeña…

La leyenda de la Torre Colomera

Cuenta la leyenda…

Que los primeros habitantes de la roca donde hoy hay una torre, fue una familia de palomas, los jóvenes palomos salían cada día a buscar comida, pero un día una de las palomas más aventureras se adentró un poco hacia el mar y un fuerte viento se la llevó mar adentro. No podía volver porque el viento era muy fuerte, así que se dejó llevar por el viento que la transportó ha una isla perdida. La paloma estaba muy cansada, pero encontró una cueva y allí se quedó a dormir. Pero, cuando despertó vio que había subido la marea y la entrada a la cueva estaba inundada, buscó nerviosa otra salida, pero estaba cerrada por unas maderas. En ese momento se oyó un ruido y las maderas fueron retiradas, entró en la cueva un pirata con barba muy larga y parche en un ojo. La paloma intentó escapar asustada y el pirata todo contento dijo:

«Que bien palomita que te has perdido, ya tengo cena para esta noche, estoy arto de comer lagartijas y hierbas, llevo mucho tiempo viviendo solo en esta isla, donde me abandonaron.»

«Y… ¿porqué te dejaron aquí?»-preguntó la paloma.

«Yo era un capitán de un barco pirata y enterré aquí un tesoro porque no me fiaba de mi tripulación, ellos querían el botín pero yo no les decía donde lo tenía y me abandonaron. Ahora tengo un gran tesoro pero no puedo salir de esta Isla».

La paloma le dijo al Pirata que le ayudaría si la dejaba vivir, le pidió al pirata que escribiese una nota y ella se encargaría de buscar a alguien para que volviese a la isla a buscarlo. Así fue como la paloma con la nota escrita atada en su patita salió volando con el viento a favor hacia la costa, en la nota decía que había un naufrago en una isla con una bolsa de oro para quien lo rescatara. Enseguida unos marineros fueron a mirar y efectivamente allí encontraron al naufrago que les entregó su bolsa de dinero. En agradecimiento a la paloma el pirata le construyo a la paloma y a su familia una torre palomar donde las palomas podrían vivir en paz y que nosotros conocemos como La Torre Colomera.

A continuación nos encontramos un merendero junto a la torre y la roca del gigante, un acantilado rocoso que si encuentras el punto justo puedes observar el hueco sorprendente que queda de la roca desprendida.

Roca del Gigante

Entre las torres vigías de La Colomera y La Corda se encuentra el paraje de playas más rocoso y bonito del trayecto es la zona de la Renegada.

Salimos de la vía verde para pasear por las rocosas playas y los pinares que nos acompañan con los troncos inclinados por la fuerza del viento.

La Torre de La Corda es reconocida por este nombre por ser la forma de acceder a su interior, se debía escalar por una cuerda para entrar en ella. Esta Torre es visitable con acompañamiento de guías. Información en la oficina de turismo de Oropesa. https://www.oropesadelmarturismo.com/ver/571/Qu%C3%A9-Visitar.html

Hasta aquí hemos recorrido 4,2 km. y vamos llegando a la parte final de la ruta donde antes de entrar en el túnel se pueden encontrar rutas alternativas de visitas a miradores.

Atravesamos el monte Bovalar a través del túnel de la Corda y llegamos rápidamente al final del trayecto en el puerto de Oropesa,

Llegados a este punto, volvemos de regreso al lugar de partida, pero disfrutando del recorrido y de las estupendas vistas que nos ofrece La Vía Verde del Mar.

Más información

Aquí añadimos el enlace a Vías Verde de toda España.

http://www.viasverdes.com/

Oficinas de información de Benicassim

https://turismo.benicassim.es/

Oficina de información de Oropesa

https://www.oropesadelmarturismo.com/

Publicado por Dolores S.

Informadora Turística con ganas de recorrer territorio y compartir experiencias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: